2 de diciembre de 2014

La sensacional mujer ovillo




Su vocación de ovillo: 

en cuanto se concentra en un objeto,

algún otro interés accidental

le tira de la punta de los ojos.

Le gusta acurrucarse en cualquier ángulo,

dicta frases extrañas con las piernas

que despliegan debates entre sí.

La reina del rincón.

Amor desordenado.